jueves, 10 de junio de 2010

Mitos y Leyendas Dominicanos "Los Biembienes"


Origen de la leyenda: República Dominicana
Enlazada al mito de la ciguapa y al de los indios de las aguas, surge la leyenda de los biembienes o vienvienes.
Desde el siglo XVIII, la presencia de estos seres se sitúa en las montañas llamadas Bahoruco. Allí se solían refugiar los negros cimarrones que huían de la esclavitud colonial y algunos indios alzados en contra de la ocupación española.
Todo hace pensar que a estos hombres los transformó la fantasía popular en seres de leyenda. Ciertos vocablos, que vienen del indien francés y el vienvien haitiano, refuerzan esta creencia. Ambos designan al indio y al mestizo de negro e india respectivamente.
Los biembienes son seres salvajes, agrupados en clanes y escondidos en las montañas. Viven desnudos, de forma irracional y por lenguaje emiten gruñidos. Su aspecto es feo y desagradable, tienen el cuerpo enjuto, deforme y de estatura muy baja.
Son ágiles trepadores de árboles y barrancos. Cuando atacan a sus enemigos o presas lo hacen en grupos desordenados.
Se asegura que estos pequeños hombres de las cordilleras salen por la noche de sus escondites para aprovisionarse de alimentos en los conucos.
Parece ser que, al igual que la ciguapa (ver en este blog), dejan huellas al revés para que no se les pueda perseguir y no se consiga descubrir su paradero.
Dice la leyenda que entre los biembienes existen algunos que comen carne humana obtenida por sacrificio. A estos caníbales se les llama "mondongos" y tienen el pelo rojo amarillento.
Añade la leyenda que cuando alguien se acerca a su territorio, los biembienes lo espantan profiriendo malignos gritos y alaridos amenazadores.